sábado, septiembre 06, 2008

No hay documento de barbarie que no sea, a la vez, documento de cultura


Esto fue lo que encontramos en un paquete de arroz (además del arroz): pinturas patrióticas para su uso, espero que externo, durante la Eurocopa y/o las absurdas olimpiadas.


Pomada de indio para curar blancos.


Flyer de discoteca con cinta métrica incorporada. Entrada gratis para las que lleven tacón de 8 cm en adelante. Si a alguna listilla (latina, claro) se le ocurriera hacer trampa al respecto, se llamaría a la polizei con la excusa de alguna ley absurda y alegando como prueba la cinta métrica facilitada.



Institución cómica. Lugar al que, de vez en cuando, acuden algunos alemanes para poder reír legítimamente.

3 comentarios:

Lautréamont dijo...

¡Pinturas de guerra para entrar en la discoteca y asistir a eventos cómicos! ¡Qué grandes inventos!

Anónimo dijo...

Esto es un diario de viaje y lo demás son japoneses

Lucas

Anónimo dijo...

¡Si esto llega a manos de alguna ameba ....te quitan el carnet de europea! Eso si no les da un subidón de patriotismo, que también es posible.

Eva.