martes, octubre 21, 2008

Valencia, tierra de oportunidades

2 comentarios:

Lautréamont dijo...

En Monaco di Bavaria hallé una revista especializada en la que se ofrecían cursillos amalgamados. Entre el diploma de secundaria y ruso para principiantes, se ofertaba un imperdible curso de quiromancia y geomancia, al que si no me apunté fue por pura falta de tiempo.

Me alegro de que la estadía en estas tierras le haya sido fructífera. Cuando retorne, avise, y trataremos de resolver los problemas de coordinación y tiempo como esta vez.

Salvs

Te lo dice Kaspar: dijo...

No esperaba menos de su espíritu aventurero de abismos. Sepa que estoy muy orgullosa de usted.
Fue fructífera, sí. Ya sabe que el esperpento, como el horror, no tiene fondo.
La próxima vez evitaré las cocktelerías, se lo prometo.