sábado, mayo 12, 2007

Cosas bonitas. Martí Cormand

Les presento a un pintor contemporáneo excepcional -¡y catalán!- que, lógicamente, vive felizmente exiliado en Nueva York desde hace ya unos cuantos años.
Éramos vecinos en el Raval y, por afinidades vitales y estéticas, acabamos siendo amigos. Recuerdo que trabajaba muchísimo en su taller (12-15 horas diarias). Y que no le gustaba hablar de arte, de forma explícita.
Añado que sabe reír.



(detalle)


(detalle)


1 comentario:

Agustin dijo...

Que guay!! tu y tus interesantes amigos, me gusta la muestra...fresca,fantastica,estetiva,vital...