miércoles, abril 11, 2007

Zazie dans le métro o ¿eres un poco rarita, no?

Ciclo Louis Malle en la Filmoteca. Me faltaba por ver esta película. Después de verla, quedó reafirmada la sentencia con la que me he entretenido en los últimos días: ser viejo es dejar de sorprenderse.

(Curiosamente he encontrado una crítica con un título inquietante)



4 comentarios:

Deborah Fernández dijo...

Se abre la veda a respuestas posibles a la pregunta del título. (Yo no supe qué contestar. Y tuve dos oportunidades en la misma noche.
Bueno: "no, gracias, ya tengo un pingüino")

Deborah Fernández dijo...

"Perdón, se confunde, la ranita es usted."

"No no, la rarita es... la otra!"

"...¡alguien tiene que hacer ese trabajo!"

"Le recuerdo que lo poco que ha avanzado la civilización se debe precisamente a esa casta..."

"Rarita no, impresionista, impresionista..."

Miguel B. Núñez dijo...

Como ves, hasta unas nutrias nos ayudan a seguir sorprendiéndonos... ¡qué fácil es mantenerse joven!

Lucas dijo...

¿Has visto "Las margaritas" de Vera Chitylova? Muy recomendable.